TODAS LAS VOCES, UNA META